Quien encuentra un amigo…

by Romualdo on 11.12.2006

Señor… anoche estuvimos celebrando el cumpleaños de Allison y estaba pensando en las palabras que ella dijo cuando agradecía la presencia de los que estábamos allí:

“La Palabra dice:
«quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro»…
¡el Señor me ha bendecido con muchos tesoros!”

Pensaba, mi querido Jesús, que nunca te he dado gracias por todos los amigos que tengo… especialmente, por todas esas personas maravillosas que has puesto en mi vida y que me impulsan a seguir en este peregrinar hacia Ti… para esos amigos que con su ejemplo de vida y con sus oraciones, me acercan cada día más a Tu Amadísimo Corazón… te pido que derrames gracias abundantes sobre ellos y sus familias… y que llenes sus vidas de Tu Presencia…

Te doy gracias por todos aquellos amigos que hace tiempo que no veo o que no he sabido de ellos… gracias por los que me han ayudado en los momentos de dificultad… o me han consolado en los momentos de tristeza… gracias por aquellos con los que he compartido una risa… y una lágrima… por los que nunca me juzgaron y siempre dijeron: “presente”… Para todos ellos, te ruego que dejes caer sobre ellos una lluvia de bendiciones en esta noche…

Gracias por las personas que laboran conmigo día a día… por mis empleados y por mis clientes… pues también ellos son fruto de la amistad… Gracias por mis amigos en la Parroquia… en Santa Rosalía… en la universidad… y por todos aquellos que me has presentado a través de las páginas a los pies de la Cruz y tengoseddeti.org… Para ellos te pido una nueva efusión del Espíritu Santo, para que puedan sentir en sus corazones el gozo de Tu Amor…

Por último, quiero darte las gracias por el más grande y maravilloso de todos los amigos… por ese que siempre ha estado ahí, aún cuando yo estaba lejos… por ese que me ama incondicionalmente, hasta el punto de dar su vida por mí… Gracias, mi buen Jesús, por el inmerecido privilegio de poder llamarte: ¡amigo!

Un amigo fiel es un refugio seguro: el que lo encuentra ha encontrado un tesoro. Un amigo fiel no tiene precio, no hay manera de estimar su valor. Un amigo fiel es un bálsamo de vida, que encuentran los que temen al Señor. Él que teme al Señor encamina bien su amistad, porque como es él, así también será su amigo.

(Eclesiástico/Sirácides 6,14-17)

{ 1 comment… read it below or add one }

Noemi 08.18.08 at 9:50 pm

Es muy cierto, gracias por recordarmelo.

Leave a Comment

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Previous post:

Next post: